El arquitecto Wang Shu recibe el premio Pritzker

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

El chino Wang Shu recibe el premio Pritzker por una obra antagónica al urbanismo frenético de su país y por saber adaptar la modernidad constructiva a la realidad local y tradicional de China,.Con 48 años y sin un solo diseño fuera de las fronteras del gigante asiático, se sube a la élite de la arquitectura mundial.

Todo en China va muy rápido. Las ciudades se desbocan y crecen sin medida. Pero en medio de todo eso, en mitad de un urbanismo acelerado y sin freno, hay un arquitecto que dice que diseña casas y no edificios, que piensa que la humanidad es más importante que la arquitectura de la misma manera que la artesanía está por delante de la tecnología. Ese hombre, Wang Shu, es ya el nuevo Premio Pritzker de Arquitectura, el galardón más importante para el gremio, el mismo en cuyo palmarés figuran nombres como los de Norman Foster, Oscar Niemeyer, Renzo Piano, Álvaro Siza o Jean Nouvel. Todos ellos son mundialmente conocidos porque sus obras se levantan en distintos puntos del planeta. Whang Shu, sin embargo  intenta imponer en su arquitectura, ha corrido mucho. Se ha hecho con el galardón con 48 años. Recibirá su premio en Pekín. Será la primera
En el país en el que los rascacielos crecen como setas, se premia todo lo contrario: la tradición, el control, la mesura. «Demuestra que la arquitectura en China es más que una producción en masa impulsada por un mercado banal y la reproducción de lo exótico».
Es atemporal y universal. Es también muy desconocida. Su trabajo no brota a cada paso en las inabarcables urbes asiáticas. El grueso de su obra se ha desarrollado en Hangzhou, a 170 kilómetros de Shanghai. Allí montó en 1997 junto a su esposa, Lu Wenyu, el estudio de Arquitectura Amateur. Y desde allí ha dado forma hermosa a la biblioteca del Wenzheng College de la Universidad de Suzhou, al Museo de Arte Contemporáneo de Ningbo, o la Academia de Arte Chino del nuevo campus de de la Escuela Xiangshan, en Hangzhou. También a los espectáculares bloques de apartamentos próximos al aeropuerto de esa ciudad.
Wan Shu tiene ahora un motivo de peso para continuar defendiendo su arquiectura lenta. . Razones para estar contento no le faltan: «Me siento tremendamente honrado de recibir el Premio Pritzker. Me ha hecho darme cuenta de la cantidad de cosas que he hecho en la última década. Y es prueba de que el trabajo duro y la perseverancia conducen a resultados positivos».

Más información :http://www.elcomercio.es/v/20120228/ultima/honores-para-arquitectura-lenta-20120228.html

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Leave a Reply

Your email address will not be published.