Mostrando todos los resultados (4)

Con la llegada del verano, seguramente el exterior de tu casa es una excelente alternativa para apaciguar las altas temperaturas. Una manera excelente de aprovechar el jardín, terraza o patio es instalando una ducha de jardín.

Por otra parte si dispones de piscina, es muy conveniente contar con una ducha para piscina que evitará que el agua de la piscina se ensucie, ahorrándote gastos de mantenimiento.

Además, instalar una ducha en el exterior, le dará un estilo de spa a la decoración de tu patio o jardín. No necesariamente tienes que disponer de una piscina para poder disfrutar de una ducha en el jardín, ya que existen hermosos diseños que te permitirán conectarte con la naturaleza.

Las duchas de jardín son un lujo al alcance de todos que te ofrece confort en la terraza, patio o jardín cuando el calor agobia. Puedes instalarla en cualquier rincón de tu jardín ya que se adaptan a tu espacio y necesidades.

En Gibeller disponemos de una amplia variedad de modelos para exteriores, bien sea para piscina o jardín.

¿Qué tipo de duchas para jardín y piscina se encuentran en el mercado?

El mercado dispone de una gran variedad de duchas de piscina y jardín, elaboradas en distintos materiales como PVC, acero inoxidable o resina, siendo las más recomendables las de acero inoxidable por su durabilidad.

Encontrarás modelos con plato incorporado o sin él, solares y de pared, sencillas y complejas, e incluso con hidromasaje, pero todas con la misma funcionalidad. Para el área de la piscina y jardín, es recomendable adquirir un plato ducha piscina de madera para evitar resbalones.

Entre las opciones, puedes elegir una ducha convencional que estará conectada a una toma de agua fría, siendo la opción más económica y de fácil instalación. Las duchas solares contienen un depósito que se calienta con la radiación del sol y permite combinar el agua fría con la caliente para obtener agua a una temperatura agradable. Este tipo de ducha es amigable con el medio ambiente y algunos modelos disponen de tratamiento de aguas residuales.

Estas duchas exteriores se adaptan a todos los estilos y están disponibles en variedad de diseños, dependiendo de tus necesidades, el espacio y la decoración del espacio exterior, pudiendo encontrar modelos rusticas, modernas, cerradas o completamente abiertas.

¿Por qué instalar una ducha en la piscina?

Si dispones de piscina, la instalación de una ducha para piscina servirá fundamentalmente para conservar el agua en perfectas condiciones. Darse una ducha antes de utilizar la piscina permite eliminar la suciedad y no contaminar la piscina.

Colocar una ducha en la zona de la piscina es una excelente idea, ya que puedes utilizarla tanto antes de entrar, para quitar los restos de tierra, césped o cremas bronceadoras o protectores solares; como a la salida para eliminar el cloro y otros productos químicos que se utilizan para el mantenimiento de la piscina.

¿Cómo se puede integrar al ambiente una ducha de piscina exterior?

Este tipo de ducha debe incorporarse con el diseño de tu hogar y al jardín. Una buena opción es colocar plantas en su alrededor para un ambiente acogedor y para preservar tu privacidad. También puede colocar madera, piedras, gravilla y luces para hacer de tu ducha un lugar paradisiaco.

Desde la piscina puedes colocar un camino de losas, césped o gravilla que lleven a la ducha, también puedes colocar luces guías para utilizarla durante la noche.

¿Cuáles son las ventajas de las duchas de piscina para exteriores?

Una ducha en el jardín te ofrece una increíble sensación al ducharte al aire libre, es una experiencia liberadora y muy gratificante, además de ser una excelente inversión. Disfrutar de una ducha en el jardín implica escuchar las aves, ver el cielo y respirar aire puro, sin duda es muy relajante y tendrás la privacidad que requieres en tu propio jardín.

Otra de las ventajas es que es de fácil mantenimiento y no se ensuciará tu cuarto de baño interior. Al no tener vidrios ni mamparas en el exterior, será mucho más sencillo mantener el área limpia y en orden. Solo requerirás limpiar el plato una vez al mes.

Si dispones de una ducha solar, podrás utilizarla incluso en época de frio, nada mejor que una ducha caliente en un día helado. Además podrás disfrutar de una ducha a la luz de la luna y las estrellas que unidos al vapor del agua caliente será alucinante.

¿Dónde comprar duchas para jardín o piscina en el exterior?

No es necesario que sigas buscando lugares para comprar la ducha para jardín o piscina que requieres, en Gibeller te ofrecemos una inmensa variedad de modelos que se adaptan a tus necesidades y presupuesto.

Además te ofrecemos asesores que te orientarán sobre cuál es la idónea para tu espacio y te ayudarán a elegir la más adecuada. Visítanos y con gusto te atenderemos.